Back to the list

Las subvenciones de contratación como herramientas para mejorar la cantidad y calidad del empleo.


     El dato más reciente (de enero de este mismo año) del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) no deja lugar a dudas: el 58.9% de los españoles sigue eligiendo el paro como uno de los tres problemas principales en España. Y no es de extrañar, ya que España posee una tasa de desempleo del 14,2% (octubre de 2019, Eurostat), lo que añadido a la precarización del mercado laboral y la temporalidad contractual de gran parte de la población (el 26,11% de los asalariados, según RTVE) dibuja unas perspectivas de trabajo difíciles para muchos españoles. 

Ante esta situación, la Generalitat Valenciana ha publicado recientemente varias ayudas con el objetivo de fomentar el empleo. La más reciente se centra en promover la contratación indefinida y la transformación de contratos temporales en indefinidos. Doce millones de euros (de los cuales casi cinco van a parar a la provincia de Alicante) con un objetivo: ayudar a crear un mercado laboral más extenso, y sobre todo, de más calidad en la Comunitat Valenciana. 

Pero, ¿cómo debe invertirse ese dinero para que la situación laboral de la Comunitat no solo aumente, sino que mejore? La clave reside en los colectivos vulnerables

Se considera colectivo vulnerable al grupo de personas que tiene especial dificultad para incorporarse al mercado laboral. La Generalitat concreta estos grupos en:

 Personas en situación o riesgo de exclusión social, acreditados por los servicios sociales de cualquier administración pública.

 Personas desempleadas de larga duración, es decir, inscritas como demandante de empleo más de 12 meses.

 Personas mayores de 50 años.

 Personas con diversidad funcional.

 Personas menores de 30 años.

 •Mujeres. 

     La situación laboral de estas últimas en la Comunitat Valenciana arroja, además, datos dramáticos: casi el 60% del total de los solicitantes de paro son mujeres, según cifras oficiales del Observatorio de las Ocupaciones del SEPE.Estas convocatorias pretenden tener un efecto incentivador en el mercado laboral, con ayudas de hasta 25.270€ para nuevas contrataciones y de hasta 13.300€ por conversión de un contrato temporal a indefinido. Las subvenciones se convierten así en una herramienta política muy útil para aplacar, por un lado, las carencias que afronta el mercado laboral, y por otro, las dificultades a las que se enfrentan los colectivos precarizados de la sociedad valenciana. 

Si quieres saber más sobre cómo funcionan y cómo solicitar estas subvenciones, en Proyectos Amaltea te echamos una mano en lo que necesites:

Ponte en /contacto con nosotros en info@proyectosamaltea.com